AUTOPSIA

0 comentarios
Una autopsia es un proceso de investigación, lo que se entiende como la investigación de la causa de la muerte.
Este proceso consta de varios pasos, pudiendo existir variaciones, pero en esencia es el conjunto de operaciones de carácter manipulativo, que podemos llamar quirúrgico, que se realizan sobre un cadáver con fines de estudio. Y lo que se estudia es la causa de la muerte así como las condiciones que han llevado a la muerte.

 •TIPOS DE AUTOPSIA
La finalidad del estudio es la que define los distintos tipos de autopsia. Así tendremos una autopsia que se realiza con fines exclusivamente científicos, que es la llamada autopsia clínica o anatomopatológica y una autopsia que se realiza por motivaciones de orden social o legal, que es la autopsia judicial, forense o médico-legal.
 Autopsia clínica
La autopsia anatomopatológica investiga la causa y mecanismo de la muerte, poniendo en relación la anatomía patológica del cuerpo con la historia clínica previamente conocida.
*Finalidades e indicaciones de la autopsia clínica
Las motivaciones de la autopsia clínica son fundamentalmente: la investigación médica y el control de calidad de la asistencia hospitalaria.
La autopsia clínica:
• Identifica la causa de la muerte.
• Confirma exactamente la enfermedad o la naturaleza de la enfermedad.
• Estudia la gravedad y extensión de la enfermedad, cosa que no siempre es evidente en la evolución del enfermo.
• Estudia otras enfermedades secundarias o asociadas que haya tenido el mismo paciente.
• Comprueba los resultados de los tratamientos médicos.
Autopsia forense o médico legal
La autopsia médico-legal o autopsia forense no tiene un interés sanitario, sino que tiene una finalidad social.
Se trata de una autopsia que cubre las necesidades de investigación, en principio judicial, aunque con el tiempo se han añadido toda una serie de motivaciones para la práctica de la autopsia que no son estrictamente problemas legales, sino que han aparecido motivaciones de tipo administrativo.
En cualquier caso, en la autopsia forense no prima el interés sanitario. Que el interés sea  legal y no sanitario no quiere decir que la autopsia no deba ser exhaustiva y médicamente correcta incluso en las muertes calificadas como naturales.
*Finalidades e indicaciones autopsia forense.
Los objetivos de la autopsia forense se mueven en torno a una o varias de las siguientes finalidades:
• Establecer la identidad del cadáver.
• Determinar la hora de la muerte, o el periodo temporal en el cual puede haberse producido.
• Determinar la naturaleza de la muerte, así se trata de una muerte natural o violenta, y en su caso las características de violencia homicida, suicida o accidental de la muerte.
•  Determinar la causa de la muerte, tanto la causa fundamental como la intermedia y la esencial.
• Describir toda patología secundaria que presente el cadáver, así se trate de lesiones producidas por violencia como de patologías naturales.
• Establece gran parte de las circunstancias de la muerte, poniendo en relación los hallazgos de la autopsia con los elementos encontrados en el lugar de los hechos y con los datos sumariales que aportan otras fuentes, como es el caso de la policía, testigos, etc.
•  Aportar pruebas de tipo criminalístico a la investigación policial y judicial.
*Pasos que componen la autopsia judicial
La autopsia judicial posee fundamentalmente dos partes, lo que sería el reconocimiento externo y posteriormente el reconocimiento interno con el análisis de cavidades.
•Reconocimiento externo.
Se distinguen unos pasos fundamentales en el examen externo del cadáver.
a) Datos relativos a la identificación del cadáver.
En este paso se reseñará todo lo relativo a la talla y el peso del cadáver, así como las características fisonómicas del mismo, color del pelo, ojos, constitución física. Se realizará una descripción detallada de las ropas que posee el cadáver, así como si el mismo posee alguna marca particular, como tatuajes, o como cicatrices antiguas características. Asimismo se reseñarán los objetos personales que porte el mismo, que serán remitidos al juzgado correspondiente.
Este paso tiene especial importancia, en el caso de cadáveres que no están identificados, ya que cualquier dato por mínimo que parezca (como la marca de la ropa que posee por ejemplo o el número del calzado que usa) puede llevar a la identificación del mismo; en este sentido, también se realizaría la ficha dental del sujeto, haciendo constar tanto piezas dentales que falten como aquellas que han sido sometidas a tratamientos odontológicos (empastes, puentes de porcelana…)
b) Estudios de los fenómenos cadavéricos.
Estos son fundamentales para establecer la data de la muerte, o sea, para establecer a qué hora o en qué momento aproximado se produjo la muerte del sujeto. Normalmente esto tiene vital importancia en el momento del levantamiento del cadáver, porque en la sala de autopsias normalmente se encuentran alterados por haber estado sometido el cadáver a medidas de refrigeración. Se estudian la deshidratación, las livideces, la rigidez y en cadáveres putrefactos, la presencia de mancha verde, enfisema subcutáneo y la existencia de larvas o gusanos.
c) Signos relacionados con la causa de la muerte y lesiones que presenta el cadáver.
Aquí estudiaríamos cualquier dato que nos pueda orientar a establecer la causa de la muerte, por ejemplo la presencia de una cianosis facial (color azulado o amoratado de la piel) es propia de las muertes con falta de oxígeno o la presencia de varices o trastornos tróficos en los miembros inferiores indicarían problemas circulatorios.
Asimismo se reseñarían cualquier tipo de lesión que presentara el cadáver, bien sean equimosis, erosiones, excoriaciones o lesiones por arma blanca o de fuego. En muchas ocasiones de muertes muy traumáticas y en accidentes de tráfico sobre todo, el examen externo de las lesiones que presenta puede establecer la causa de la muerte por la existencia de fracturas craneales o traumatismos de miembros y de cavidades que evidencien hemorragias.
Con esto terminaría lo que se denomina reconocimiento externo del cadáver. Antes de proceder al examen interno del cadáver con la apertura de cavidades, si es necesario se realizarían las correspondientes radiografías para evidenciar fracturas o poner de manifiesto la existencia de proyectiles. En este momento igualmente se realizan la correspondiente toma de muestras necesarias, sangre, humor vítreo, residuos de disparo en manos, uñas del cadáver, colgajos cutáneos… cada una de ellas dependiendo del tipo de muerte o de lo que necesitemos para la investigación.
•Reconocimiento interno.
Se realizaría con la apertura de la cavidad craneal, torácica y abdominal.
a) Craneal: Se realiza una incisión en la piel que une las dos apófisis mastoides del cráneo y una vez se han reclinado los colgajos de piel y tejido celular subcutáneo se procede al sierre circular de la bóveda craneal.
Al separar la calota nos encontraríamos con las meninges que recubren al cerebro, donde se procede al análisis sistemático de los hemisferios cerebrales, así como protuberancia, bulbo, médula y cerebelo.
b) Tórax: Se hace una incisión en la piel que transcurre por la línea media desde el esternón o incluso desde el mentón, hasta el pubis, reclinando a ambos lados la piel y el tejido celular subcutáneo. Se desinserta la clavícula y se procede al corte del esqueleto costal (costillas), tras esto, se pueden observar pulmones, corazón y todos los órganos que integran el mediastino (tráquea, esófago, laringe, aorta…).
c) Abdomen. Con la misma incisión cutánea realizada para la apertura del tórax, sólo resta cortar el peritoneo para evidenciar los órganos abdominales, donde se observan hígado, bazo, estómago, riñones e intestinos, así como todos los vasos sanguíneos.
Existen aperturas especiales de otras cavidades como la pélvica, reservada para casos en los que se sospechen agresiones sexuales, o la raquídea, cuando sea necesario examinar la médula espinal; se pueden realizar la autopsia de ojo o de oído en especiales patologías o en caso de que existan traumatismos a este nivel y las individuales de miembros cuando existan heridas necesarias a estudiar en los mismos.
Posteriormente a esto se realizaría un informe que se remite al Juzgado comunicando al juez la causa de la muerte y la data de la misma, a efectos de que el juez pueda realizar la inscripción de la muerte en el Registro Civil y pueda expedir la licencia de enterramiento para que los familiares puedan disponer del cadáver para su inhumación.
A posteriori se redacta un informe donde se detallan todos los hallazgos encontrados durante la práctica de la autopsia y donde a continuación de exponer tanto el reconocimiento externo e interno practicado en otro apartado denominado consideraciones médico-legales, se explican al juez cuestiones fundamentales relacionadas con la muerte como causa y mecanismo de producción de la misma, origen y etiología médico legal de la misma (natural o violenta, y dentro de estas últimas, accidental, suicida u homicida). Estas pueden ser más o menos extensas dependiendo del tipo de muerte o de cuestiones a resolver médico-legalmente hablando y por último se emiten las conclusiones de la autopsia, donde se hará constar expresamente la hora de la muerte.

Historia de la medicina legal en Venezuela

0 comentarios

La historia de la medicina legal en Venezuela tiene una cronología que data desde los días de Simón Bolívar y los inicios de la Republica misma hasta el presente, con la creación de instituciones públicas y privadas y legislaciones que dan lugar al presente estado de compatibilidad medico-legal. Expuesta a la tecnología de las épocas y los desafíos de los liderazgos políticos, la medicina legal en Venezuela vivió épocas de luminosidad científica y legal, así como momentos de poco esplendor y apatía. Los principales autores de la jurisprudencia médica de Venezuela han impulsado los aspectos legales que rigen la práctica médica en la República Bolivariana de Venezuela del presente. Sin duda, la medicina legal venezolana es producto de la historia y de la cultura de las épocas en que se desarrolló, y expresa los valores predominantes de la práctica médica y legal en el país.

Período colonial:
La cátedra de medicina legal en Venezuela fue incluida por primera vez en la primera universidad fundada en el país, el actual Patrimonio de la Humanidad, la Universidad Central de Venezuela. La Universdiad fue fundada en 1721 como la Universidad de Caracas. La separación de la monarquía española y de la academia religiosa ocurrió en 1826 con el triunfo del movimiento de independencia del país. Simón Bolívar proclamó Estatutos Republicanos en la Universidad para reemplazar la constitución Real que hasta entonces la regía y se cambió el nombre por Universidad Central de Venezuela.
La Medicina Legal fue prevista en los Estatutos Republicanos del Liberador, cuyo artículo 83 establece:
Las clases de Medicina se dividirán por el orden siguiente: primero, una de anatomía general y descriptiva; segundo, una de fisiología e higiene ... tercero, una de nosografía y patología interna o medicina práctica; cuarto, una de nosografía y patología externa o cirugía; quinto, una de terapéutica, materia médica y farmacia; sexto, una de obstetricia o partos; séptimo, una de medicina legal. Además habrá cursos de clínica médica y quirúrgica que darán en los hospitales los respectivos profesores...
RFM v.26 n.2 Caracas jul. 20031
Un poco más adelante, en el artículo 91 se prevé que la Medicina Legal quedará a cargo de los profesores de Clínica Médica y Clínica Quirúrgica:
Clínica Médica y Quirúrgica y Medicina Legal. En estas cátedras se enseñará la clínica médica o la aplicación de los principios teóricos a la práctica. Igualmente la clínica quirúrgica o externa en todos sus ramos; ...Los mismos catedráticos darán también lecciones de Medicina Legal, en las épocas que lo exija la distribución de los cursos.
RFM v.26 n.2 Caracas jul. 20031
La antedicha cátedra de medicina legal fue inaugurada por primera vez quince años después de la instauración de los Estatutos Republicandos de la UCV, en el año 1841, figurando conjuntamente con Materia Médica y Terapéutica, con Antonio José Rodríguez como primer catedrático.2 3 Rodriguez sería luego rector de la UCV (1852 - 1855). Otros profesores contemporáneos de la cátedra fueron los doctores José María Vargas y Gregorio Blanco.

Siglo XIX:
La primera revista médica de Venezuela fue escrita por el médico graduado en 1850 de la UCV, Gregorio Eusebio Blanco llamada El Naturalista, publicado a partir de 1857. Blanco mismo ejerce en la Universidad Central de Venezuela las cátedras de Terapéutica y Medicina Legal desde 1864 a 1883. Sus clases de Medicina Legal fueron reunidas en el volumen Lecciones orales de medicina legal: Ajustada á la legislación de los Estados Unidos de Venezuela publicado en 1879.
El 7 de junio de 1878 se publicó por primera vez en la Gaceta Legal el Código de Instrucción Médico Forense. A pesar de tener artículos anacrónicos, el código permanece en vigencia en el presente y rige las normas de experticia médico legal. El código abre sus rigencias relacionando la medicina de las leyes jurídicas:
Artículo 1: Todo Médico-cirujano se considera adjunto al Juzgado de demarcación en que resida, y acudirá al llamamiento del Juez, a menos que motivo legítimos se lo impidan.
Contemporáneo con la creación del Hospital de Niños en 1893 y de la Cruz Roja en Venezuela el 30 de enero de 1895,6 el gobierno del general Joaquín Crespo inauguró la cátedra de Anatomía Patológica en la UCV. El evento acompañado por un decreto legal se creó el 31 de enero de 1895.

Siglo XX:
Para el apoyo técnico de la práctica del perito se fundó el Instituto de Medicina Legal de Caracas el 22 de mayo de 1937, como dependencia del entonces Ministerio de Justicia creándose los servicios medico-forenses de la capital venezolana con un servicio de Medicatura Forense a la orden de los tribunales de justicia. El 24 de julio de 1940 se crean como parte de la ley de educación, las primeras especialidades médicas de Venezuela, incluyendo la medicina legal y la de los medico higienistas. Dos años después a partir de 1942 se fundan las medicaturas forenses de diferentes ciudades del país: La Guaira, Valencia (1943) y Maracaibo (1946). En 1948 ocurre formalmente la nacionalización de la justicia.

PTJ:
En 1956, el consejo académico de la UCV promulgó un nuevo reglamento de la facultad de medicina y se creó el entonces Instituto de Medicina Legal de Venezuela, aun cuando no funcionó nunca. Wolfgang Larrazábal, presidente provisional de la Junta de Gobierno Contralmirante, promulga el decreto Nº 38 el 15 de febrero de 1958 para la construcción del Palacio de Justicia y luego el el 20 de febrero de ese año el decreto Nº 48 con Fuerza de Ley, para la creación de un “Cuerpo de Policía especializado para la investigación de los delitos de Acción Penal”, auxiliar del Ministerio de Justicia y llamado «Cuerpo Técnico de Policía Judicial». Esta institución absorbe funcional y administrativamente a la Medicatura Forense de la República. Anterior a ello, la investigación penal era dirigida por la policía civil de la Seguridad Nacional del recién derrocado General Marcos Pérez Jiménez, institución que históricamente no contó con una edificación adecuada ni un instituto académico para la formación científica de sus investigadores. Al crearse el Cuerpo Técnico de Policía Judicial, el instituto pasó a formar parte de la División General de Medicina Legal. En el resto del país, para 1960, cada estado ya tenía una unidad de Medicatura Forense, dependencia de la nueva Policía Técnica Judicial (PTJ).

Sociedad Venezolana de Medicina Forense:
La Fundación de la Sociedad Venezolana de Medicina Forense se fundó el 6 de enero de 1964 y el primer instituto de medicina legal del país el 27 de mayo de 1967. En 1974 se escribe la Ley de Policía Judicial donde se relaciona a la Medicina Forense con otras especialidades médicas afines. Luego en 1977, Caracas fue sede de la única reunión que la Academia Internacional de Medicina Legal y Medicina Social, organización europea, ha celebrado en latinoamérica.8 Ese acontencimiento sirvió para fundar la la Asociación Latinoamericana de Medicina Legal y Deontología Médica de Venezuela. En 1988 se reactiva la Sociedad Venezolana de Medicina Forense.
Coincidiendo con la fundación de la Sociedad Venezolana de Medicina Forense, el rector de la Universidad de Carabobo, Humberto Giugni creó en esa casa de estudios el Centro de Investigaciones Penales y Criminológicas de la Facultad de Derecho el 16 de febrero de 1964.

Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas:
Artículo principal: Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.
Después de la elección a la presidencia de la República de Venezuela de Hugo Chávez, la Constitución Nacional es reescrita y publicada el 30 de diciembre de 1999 como la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la Gaceta Oficial N° 36.860.10 El artículo 332 del nuevo documento constitucional establece la disposición de crear el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que tomaría el lugar de la Policía Técnica Judicial, con la finalidad de «mantener y restablecer el orden público, proteger al ciudadano o ciudadana, hogares y familias, apoyar las decisiones de las autoridades competentes y asegurar el pacífico disfrute de las garantías y derechos constitucionales, de conformidad con la ley».10 En Venezuela, la CICPC es responsable de las investigaciones criminales, servicios forenses y otras áreas como tráfico de drogas.
El fundamento del funcionamiento y organización de la nueva institución criminalística es la misma ley de la Policía Judicial, promulgada el 8 de julio de 1975. En mayo de 2001 la Dirección General del Cuerpo Técnico de Policía Judicial es reorganizada y renombrada como Dirección Nacional de Investigaciones Penales. Finalmente, la organización del CICPC fue promulgada en la Gaceta Oficial N° 5.551 del 9 de noviembre de 2001 y puesta en funcionamiento el 21 de noviembre de ese año por intermedio de la Comisión Organizadora del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Los estatutos que regulan el personal del CICPC fueron publicados en el 2004 Gaceta Oficial N° 37.923.12

Referencias:
↑ a b GONZALEZ G, M. Evolución del Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Escuela "Luis Razetti". RFM. [online]. jul. 2003, vol.26, no.2 [citado 10 Enero 2009], p.94-99. Disponible en la World Wide Web: [1]. ISSN 0798-0469.
↑ Ricardo Archila. Historia de la Medicina en Venezuela Publicado por la Universidad de los Andes, Ediciones del Rectorado, 1966; pág 211 y 241. Original de la Universidad de Míchigan. Digitalizado Jul 29, 2008
↑ Ildefonso Leal. Historia de la UCV: 1721-1981 Publicado por Ediciones del Rectorado de la UCV, 1981; pág 153. Original de la Universidad de Texas. Digitalizado Nov 14, 2007
↑ Juan Antonio Gisbert Calabuig, Enrique Villanueva Cañadas Medicina Legal y Toxicología (en español). Publicado por Elsevier España, 2005; pág 38. ISBN 84-458-1415-X
↑ Ricardo Archila. Bibliografía médica venezolana. Publicado por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, 1955. Original de la Universidad de Míchigan. Digitalizada Ago 22, 2008
↑ MANRIQUE LANDER, Pedro, PEREZ MAGALLANES, Leoncio, VASQUEZ ZERPA, José et al. Breve recuento histórico de la Cruz Roja Venezolana, del Hospital "Carlos J Bello" y del posgrado de cirugía general. Gac Méd Caracas. [online]. dic. 2006, vol.114, no.4 [citado 10 Enero 2009], p.324-338. Disponible en la World Wide Web: [2]. ISSN 0367-4762.
↑ Revista del Ministerio de Justicia. Escrito por Venezuela Ministerio de Justicia. Publicado por Republica de Venezuela, Ministerio de Justicia., 1958; pág 4, 64-65.
↑ Revista del instituto nacional de medicina legal de colombia. Publicado en 1980; pág 190. Procedente de la Universidad de California. Digitalizado el 5 Dic 2006
↑ El Instituto de Investigaciones Penales y Criminológicas de la UC se Consolida como Espacio de Producción Científico-Jurídica Tiempo Universitario, Valencia, 16 de Febrero de 2004 / 4ªEtapa / Año X Nº 410. Último acceso 10 de enero, 2008.
↑ a b Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (Gaceta Oficial No 36.860 del 30 de diciembre de 1999). Último acceso 10 de enero, 2008.
↑ Revista venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Escrito u publicado por Universidad Central de Venezuela Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales Dr. Rodolfo Quintero, Universidad Central de Venezuela Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, 2003; pág 207. Procedente de la Universidad de California. Digitalizado el 11 Jul 2008.
↑ Organización de los Estados Americanos. Instrumentos normativos Contraloría General de la República Bolivariana de Venezuela. Último acceso 10 de enero, 2008.
 

Posts Comments

©2006-2010 ·TNB